please wait, site is loading

Tips y Noticias

Como aprovechar nuestra figura y silueta

Como aprovechar nuestra figura y silueta

Como aprovechar nuestra figura y silueta

Algunas veces puedes verte no todo lo bien que quisieras porque la ropa no está acorde con tu estatura y tu peso, o con la silueta de tu cuerpo o tus proporciones, Uniformes Bahsay te da algunos tip´s.

Hablemos de la estatura y el peso:


Si tú eres una mujer de estatura pequeña y no quieres acentuarlo, conviene que uses ropa que no te divida ni te fragmente en partes todavía más pequeñas. Para esto lo mejor son los vestidos rectos de una pieza, con medias y zapatos del mismo color. También ayudan las rayas verticales y los sacos cortos. Cuando te vistas de dos piezas, cuida que no sean contrastantes, sino que tengan una cierta unidad.

Tip. Evita los cinturones anchos, estampados grandes y sacos largos.

Si eres una mujer gruesa y quieres que no se note tanto, escoge vestidos y blusas con cuello en V, que alargan y adelgazan tu figura, la ropa de colores lisos, de preferencia en el mismo tono, y faldas debajo de la rodilla.

Tip. Evita las rayas horizontales, los estampados grandes, las faldas con pliegues o bolsas en las caderas y las telas que se peguen demasiado al cuerpo.

Si eres una mujer demasiado alta y quieres disimularlo un poco, te convienen los sacos largos, los pantalones con piernas anchas, la ropa de piezas sueltas contrastantes que corten visualmente tu cuerpo, con cinturones anchos y pliegues en la falda, que conviene llegue hasta la rodilla, para acortar las piernas de preferencia con medias contrastantes que rompan la línea vertical del cuerpo.

Tip. Evita el uso de telas con rayas verticales o estampadas con motivos pequeños, los cuellos altos que te harán parecer más larga y las blusas sin mangas.

En el caso que seas una mujer muy delgada y no quieras parecerlo tanto, puedes disimularlo usando rayas horizontales, cuadros escoses, sacos cruzados, medias de fantasía y zapatos sencillos. También te vendrían bien los cuellos grandes y los hombros bombachos, así como las faldas amplias, con medias claras y tacones bajos, te verás mucho mejor con la falda arriba de la rodilla. También te haría lucir menos delgada una mascada sobre el pecho.

Tip. Evita los vestidos sin manga, las telas con estampados pequeños, los sacos cortos y los cuellos en V. No utilices telas de punto que se entallan, ni vestidos rectos y obscuros, las medias oscuras y los zapatos con suela gruesa.

La silueta del cuerpo


La moda actual ha idealizado una silueta y unas proporciones del cuerpo que pocas mujeres tienen. Si no cumples con esta norma, no te preocupes, para vestirte bien basta con balancear y compensar lo que te sobra y lo que te falta.

Para ello conviene que establezcas cuál es tu silueta. Los modistos clasifican los cuerpos de acuerdo con su semejanza a ciertas figuras, como el ocho, el rectángulo, la pera, el triángulo invertido y el óvalo.

  • El ocho es la forma que se acerca más al ideal del cuerpo femenino, en que los hombros son tan anchos como la cadera y se tiene una cintura pronunciada. Son cuerpos que generalmente se ven bien con todo lo que se les ponga, siempre y cuando no pierda el énfasis en la cintura. Les van muy bien las telas suaves y plegadas.


  • El rectángulo es aquel en que los hombros y la cadera están en la misma línea, pero casi no hay cintura; tiene poca curva en la cadera y escasa redondez en las nalgas.


  • Tip. Para compensar la falta de cintura hay dos recursos: uno es usar ropa que no marque la cintura, y otra es acentuando la cintura con ropa de telas suaves con pliegues que formen un óvalo en la blusa y un óvalo en la falda o los pantalones, para dar la impresión de una cintura más angosta.


  • La silueta de pera es aquella en la que los hombros y la cintura no son tan anchos como la cadera. Para compensar esta figura se pueden usar costuras caídas en las mangas, cuellos generosos o con olanes, o bien, mascadas sobre los hombros. Los sacos convienen con solapas amplias en telas de caída suave, no tiesas.


Tip. Con esta silueta conviene balancear la parte superior más amplia, con la inferior más angosta, a base de diseños simples, de colores lisos, atenuando los hombros mediante blusas sin mangas y vestidos con los hombros descubiertos, faldas cortas, con un poco de pliegue para acentuar la cintura, y zapatos bajos.

El triángulo invertido, este perfil en que los hombros son más anchos que las caderas, con poca o ninguna cintura y las nalgas ligeramente planas.

Tip. Evita las blusas anchas y los adornos sobre el busto, si lo tienes grande.

El ovalo, en la silueta oval la cintura es del mismo ancho o ligeramente mayor que los hombros y las caderas, de manera que no se marca.

Tip. Para atenuar este perfil evita la ropa apretada y definida; será mejor la ropa te extienda los hombros, sacos rectos, sin cintura, y faldas con pliegues al final de la cadera. Enfatiza tu cuello.

Aporta un comentario: